Deseo poner un jardín en mi vida

A la hora de plantearnos la adquisición de nuestra vivienda pueden existir multitud de diferentes motivos por los que nos decidamos a comprar una casa en lugar de un piso. La balanza puede inclinarse en esa dirección, entre estos motivos, porque nos gusta vivir en el campo, disponer de un pequeño huerto, vivir de una forma más independiente, sin vecinos alrededor, sin los ruidos o el estrés de las ciudades, porque amamos los animales y deseamos tener un perro a nuestro lado, porque deseamos que nuestros hijos puedan disfrutar del aire libre corriendo y disfrutando de un jardín, porque nos gustaría que también tuvieran espacio suficiente para sus juegos y aventuras o para practicar algún deporte, porque amamos la jardinería… en fin, por todo ello y alguna cosa más mi pareja y yo hemos decidido adquirir una casa con jardín a las afueras de la ciudad.

Ahora ya instalados en la deseada casa el siguiente paso es preparar el alma mater de la vivienda, que no es otra cosa que su precioso jardín, para así poder disfrutar de la paz, descanso y tranquilidad que nos transmite un atardecer sentados en el porche, siempre a resguardo de las inclemencias del tiempo bajo el toldo instalado por Toldos Clot, una empresa familiar especializada en la fabricación e instalación de toldos, pérgolas, estores, cortinas, parasoles, mosquiteras, etc., cuidando siempre la máxima calidad de sus productos y el trato con el cliente.

Y ahora que los profesionales especializados dejaron mi jardín totalmente preparado y precioso, fue como aquí plácidamente sentado y contemplándolo me di cuenta que necesitaría un mantenimiento y que para realizarlo iba a precisar de una serie de herramientas y maquinaria específicas, por lo que mentalmente me puse a repasar cuáles serían, llegando a conclusión que necesitaba:

– Manguera. ¿Que sería un jardín sin riego? En el mercado existen varias modalidades de manguera: trenzada, extensible, reforzada, tricotada… con sus correspondientes accesorios como boquillas, pistola pulverizador, adaptador para conectar en el grifo, enrollador, soporte recogedor, carro para traslado, etc.

– Regadera. No hay jardín sin flores, ni flores sin regadera para poder aportarles la tan necesaria agua.

– Cortacésped. Esta es una de las herramientas indispensables en cualquier tipo de jardín. Dependiendo de la extensión y diseño del jardín, existen diversos tipos de maquinaria y modelos, desde los de batería o eléctricos para los espacios más pequeños, de gasolina con tracción para un jardín de tamaño medio o el tipo tractor para los de mayor amplitud. La última novedad en el mercado es el robot cortacésped.

– Cortasetos. Si lo que te gusta es delimitar el contorno de tu parcela con un seto vegetal para ganar intimidad, necesitas esta herramienta, que puede ser eléctrica o de gasolina y con varios largos de corte.

– Tijera de podar. Siempre necesitaremos tener a mano una tijera de poda pequeña, ya sea para los arbustos o plantas de adorno y flores, como rosales, geranios, etc., y otra de mayor tamaño para las ramas de árboles frutales o arbustos de mayor tamaño.

– Caja de herramientas. Provista de artículos básicos como destornillador, alicate, martillo… y lógicamente tornillos, puntas, roscas, abrazaderas, etc.

– Escalera multiusos. Que tenga un sistema de alargamiento para poder utilizar en la poda de alguna rama de los árboles, por ejemplo.

– Azadillas. Para sembrar y plantar en el ‘partier’ las plantas de flor o de temporada que alegraran el jardín.

– Carretilla. Para recoger la hoja que en otoño se caiga de los árboles de hoja caduca.

– Soplador. Para mantener el jardín impoluto y libre de hojas, este utensilio es enormemente cómodo y practico, puede ser de gasolina, batería o eléctrico.

Jardines Españoles declarados Patrimonio de la Humanidad

  • Jardines del Generalife (Granada). En el año 1984 el conjunto formado por la Alhambra, Generalife y Albaicín quedaron integrados en la lista Patrimonio de la Humanidad. Sus espectaculares jardines caracterizados por el uso del agua con fuentes, acequias o albercas representan a la perfección la cultura y paisajismo musulmán.
  • Reales Alcázares (Sevilla). El Archivo de las Indias, la Catedral y el Real Alcázar fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en el año 1987.
  • Park Güell (Obras de Antonio Gaudí) (Barcelona). Este jardín construido entre 1900 y 1914 junto con otras obras de Antonio Gaudí fueron declaradas Patrimonio en el año 1984.
  • Palmeral de Elche (Alicante). Este palmeral, el más grande de Europa, fue declarado Patrimonio en el año 2000.
  • Jardines del Palacio Real de Aranjuez (Paisaje Cultural de Aranjuez) (Madrid). Este conjunto de jardines ha sido la última incorporación a esta lista, en el año 2001.

Los productos de lavado de ropa que no deben faltar en tu hogar

La colada es una de las tareas del hogar indispensables que hay que hacer al menos de manera semanal. ¿Pero cuáles son los productos indispensables para hacer la colada? En este artículo vamos a descubrir los productos de lavado que no deben faltar en ningún hogar para conseguir un acabado perfecto de las prendas y conseguir que tengan un aspecto bueno durante más tiempo.

  • Detergente

Un detergente es indispensable en cualquier hogar. Existen tres tipos diferentes de detergentes en función de su formato, los detergentes líquidos, los detergentes en polvo y las cápsulas. Cada uno de estos detergentes cuenta con unas características y ventajas que vamos a descubrir a continuación.

  • Detergente líquido: las principales ventajas del detergente líquido es que suele ser menos abrasivo que el sólido o en polvo y se dosifica mejor.
  • Detergente en polvo: este tipo de detergentes se suele recomendar especialmente en la ropa blanca, ya que suelen contener agentes blanqueantes y ser más abrasivos para la ropa de color.
  • Cápsulas de detergente: las cápsulas suelen ser más caras, ya que en cada lavado se debe emplear una. Sin embargo, muchas cápsulas suelen incluir detergente y suavizante por lo que no es necesario comprar los dos productos. Este tipo de formato es perfecto para viajes o cuando se está fuera de casa porque las cajas suelen ser pequeñas por lo que no ocupan gran espacio ni pesan y como decíamos no hay que comprar varios productos.

Escoger un producto u otro dependerá de tus necesidades, pero lo más recomendable en el hogar son los detergentes líquidos por su versatilidad y precio.

  • Detergente para prendas delicadas

Algunos textiles requieren la utilización de detergente para prendas delicadas en su lavado. Estos textiles son la lana, la seda o el rayón. Y las prendas de estos materiales así como los trajes de baño o la ropa interior es recomendable que se laven con detergente para prendas delicadas. De esta manera se conseguirá que las prendas duren más tiempo y no se deterioren. Por lo que no debería faltar tampoco este tipo de producto en tu lavadero.

  • Suavizante

Por supuesto, el suavizante es otro producto de lavado indispensable. Aporta un aroma agradable a la ropa, pero no es la única función de este producto. Los suavizantes proporcionan volumen y suavidad a las prendas, reducen la aparición de arrugas y hacen que los textiles sean más fáciles de planchar.

Existen multitud de suavizantes diferentes en el mercado y de diferentes fragancias como florales o de jabón de Marsella o incluso de famosas colonias.

  • Blanqueante

Los productos blanqueantes son otro básico que no puede faltar en ninguna casa, ya que permiten que la ropa blanca mantenga su color y no adquiera tonos amarillentos o grisáceos. “Los productos blanqueantes permiten la recuperación de la ropa agrisada y amarillenta, obteniéndose grados de blancura excepcionales con los lavados. Además, suelen ser muy eficaces sobre todo tipo de manchas en las prendas blancas, incluidas las manchas de pigmentación o de algunas bebidas difíciles como vino, café o té. En definitiva, el blanqueante refuerza la acción del detergente de lavado y a la vez actúa eficazmente como blanqueante, higienizante y desodorante”, explican desde LavaTur, empresa experta en sistemas de lavandería.

  • Quitamanchas

Y el último producto de este artículo, que no por ello es menos importante, es el quitamanchas. Existen diferentes quitamanchas, algunos para uso general denominados multiuso y otros especializados para eliminar algunas manchas concretas. Por ejemplo, las manchas grasas como las de aceite se suelen eliminar mejor con quitamanchas desengrasantes, mientras que las manchas oxidables como las de café o vino se suele recomendar el uso de quitamanchas con oxígeno activo.  Además, también se pueden distinguir distintos quitamanchas en función de su método de empleo. Los más comunes son los que se aplican directamente sobre las prendas o las manchas, mientras que otros se introducen en el cajetín de la lavadora y también hay algunos que se tienen que echar en agua y poner la ropa en remojo. Pero independientemente del tipo de quitamanchas sería conveniente contar con este tipo de producto, como mínimo con un quitamanchas multiuso.

Estos son los productos de lavado de ropa básicos que no deberían faltar en ningún hogar para poder garantizar la limpieza de las prendas y su cuidado. Por supuesto, en función de la ropa que tengas en tu armario necesitarás algunos productos extra o tendrás que escoger el producto oportuno para cada prenda textil.