¿Cómo financiar un coche de alquiler?

Ya sea para uso diario, ocasional o por un tiempo puntual mientras nos encontramos de viaje de turismo o negocio por algún lugar, podemos querer rentar un coche y pedir financiamiento para poder hacerlo.

Así, las opciones que se nos ofrecerán responderán a los términos leasing de coches, renting, financiación flexible, préstamo lineal y que nos sirven perfectamente para tal fin, aunque si no aplican para la compra del vehículo.

Se tratan de nuevas vías de financiación con diferentes características y condiciones, pero que también crean una relación entre el propietario y el coche que varía dependiendo de los pagos y plazos que se tengan.

Si quieres conocer cuales son estas vías para el alquiler de coches de ocasión por financiación, Mouronte Automóviles, Alquiler de Coches en Lugo, te las explica a continuación.

El mercado de coches de alquiler

Lo primero es hacer un paseo por el mercado de coches de alquiler para evaluar las características de estos vehículos y saber si son la opción que buscamos, en comparación a la alternativa de compra de vehículos. Los coches en alquiler suelen ofrecernos:

  • Modelos básicos: Los vehículos que solemos conseguir en los servicios de alquiler suelen ser los modelos más bajos de la gama, con acabados y materiales que, aunque están en excelentes condiciones, no son de primera calidad. Además, es complicado encontrarlos con equipamiento de alta gama como un gran sistema de sonido o asientos de cuero en estos coches, aunque en los últimos años, debido a la demanda de los clientes, los modelos son cada vez más básicos.
  • Pocos kilómetros:La vida útil para el alquiler de estos vehículos está entre los 30 y 40.000 kilómetros, por lo que nos vamos a encontrar con coches con muy poco kilometraje.
  • Coches diésel:La mayoría de estos coches usan gasoil como combustible, ya que el objetivo es hacer muchos kilómetros con poco consumo.
  • Muchos conductores distintos: como estos coches suelen pasar por diferentes conductores, muchas veces encuentran aquellos que los tratan de forma adecuada y los devuelven en perfecto estado, como otros que, al no ser su coche, no tuvieron ningún tipo de responsabilidad en cuanto a su cuidado y por lo tanto han sufrido de cierto maltrato.
  • Diferencias en tamaño: Si estamos buscando un coche de tamaño más práctico para manejarlo por la urbe en nuestras actividades del día a día, encontraremos que estos son los coches que han llevado un mayor uso por ser los más demandados. Por el contrario, si queremos un coche de lujo los encontraremos en buenas condiciones ya que solo son utilizados para eventos corporativos o de dicha índole.
  • Mantenimiento: Un coche de alquiler hasta 2018 debía pasar la ITV por primera vez a los dos años, un coche normal a los cuatro, desde ese año ya lo tiene que pasar como un coche normal, por lo que tenemos garantía de que cumplen con todos sus requisitos por ley. Igualmente las empresas que ofrecen este tipo de vehículo cuentan con mecánicos que hacen revisiones periódicas de los coches para garantizar su buen estado.
  • Un año de garantía:Como empresa, el coche que nos entregue una compañía de alquiler tiene un año de garantía obligado por ley, mucho mejor que cuando intentamos comprar uno a un particular.

Tipos de financiamiento para coches en alquiler

  • Préstamos lineales

Comenzamos con los tipos de financiamiento a los que podemos acceder hablando de los prestamos lineales. Se tratan de los préstamos de consumo de toda la vida que otorgan las financieras de los concesionarios.

A través de ellas, cuando adquirimos el coche, debemos pagar una entrada de alrededor del 20% del valor del vehículo y la entidad financiará el 80% de su coste. Esta parte que pone la entidad financiera debe pagarse por medio de cuotas, las cuales varían de acuerdo al contrato y que están compuestas por el capital más los intereses y no incluyen otros gastos asociados como los impuestos de matriculación, seguros o gasolina.

Lo mejor de este préstamo es que nos permite obtener la titularidad del coche desde el primer momento y al finalizar el plazo solamente cancelaremos el crédito y ya

Crédito bancario

Se trata de pedir un prestamos a un banco para tu uso personal, alegando que quieres adquirir un coche en alquiler,. Las ventajas de esta alternativa son:

  1. No requiere grandes inversiones.
  2. El efectivo queda retenido.
  3. Eres el propietario de tu flota.
  4. Deducible de la inversión de los beneficios imponibles
  • Renting de coches

El renting de coches se trata de una forma de alquiler de vehículos a largo plazo. Es decir, el concesionario nos lo alquilará a cambio de una cuota mensual.

Al ser un contrato de alquiler, será el concesionario quien pague los gastos asociados al vehículo como los impuestos de matriculación y circulación, los seguros o los servicios de mantenimiento, incluyéndolos en las mensualidades. Mientras, nosotros no tendremos que pagar una entrada, tenemos una duración de contrato de media de tres años y al final de este plazo podremos elegir entre devolver el coche o ampliar el alquiler uno o varios años más.

  • Leasing

Se trata de un alquiler a largo plazo con opción a compra. Así, al principio es el concesionario el propietario del vehículo, al cual le pagaremos una cuota en concepto del alquiler y que más adelante, nos permite cambiar a la opción de compra.

No obstante, como es con opción a compra estas cuotas no incluyen los costes de impuestos, seguros o mantenimiento, sino que debemos ser nosotros quienes los paguemos adicionalmente.

Las cuotas serán similares a las de un préstamo, así que tendremos que pagar intereses (entre 10% y 13% de media) y los plazos son de alrededor de 4 o 5 años.

Con el leasing, al finalizar el plazo tendremos tres opciones por las que podremos optar:

  1. Quedarnos con el coche y pagar una gran cuota final de lo que queda de pagar del coche.
  2. Terminar el contrato y devolver el coche al concesionario.
  3. Devolver el coche y renovar por otro nuevo con un nuevo contrato de leasing.
  • Compra en efectivo

No podía faltar la opción más tradicional, pero también la menos viable en la mayoría de los caos, y es la de tener los ahorros suficientes y tener la suficiente liquidez económica para afrontar el coste total del coche por tus propios medios y sin pedir ayudas a terceros. Si tienes esta posibilidad, podrás gozar de las siguientes ventajas:

  • Amortiguación rápida
  • No tendrás cargos de crédito
  • Te da la posibilidad de vender vehículos

El riesgo de comprar un coche de alquiler

Ya viste como está el mercado de los coches en alquiler y las diferentes vías para adquirir uno. No obstante, para tomar la decisión más acertada, también es bueno estar al tanto de los riesgos del negocio.

Hasta hace no mucho, la oferta de vehículos de alquiler era bastante desalentadora solo con coches  urbanos y compactos de gasolina indefectiblemente con el acabado más básico, como habíamos comentado. No obstante, ahora que los consumidores se han vuelto más exigentes hasta con los coches de ocasión, si que se pueden encontrar algunos modelos bastante actuales y de calidad que incluyen compactos, descapotables, coupés, familiares, monovolúmenes, todo terrenos y hasta motos de tres ruedas. No obstante, con equipos y acabados de baja calidad y además con un gran uso, muchas veces por parte de conductores descuidados y poco responsables. Por ejemplo, es mucho pedir encontrar BMW 530d con cuero y techo solar.

Justamente, cuando se menciona el punto de las manos por las que los coches han pasado, hay que detenerse a evaluar el factor de uso del automóvil. Aunque muchos de ellos puedan tener pocos kilómetros, si es bastante común que hayan pasado por cientos de propietarios diferentes. De esta forma, podemos encontrar coches con una vida bastante accidentada. Y es que mientras hay conductores que lo devuelven en las mismas condiciones que se les fue entregado; otros, al sentir que el coche no es suyo, le dan un uso inadecuado y entonces podría estarnos dejando un coche con algunos desajustes.

De hecho, hay que pensar que cuantos más propietarios diferentes haya tenido un coche, más probabilidades hay de que, por decir una cifra, 100, haya al menos uno que haya sido un conductor irresponsable y descuidado y haya ocasionado algún desperfecto al coche que puede estársele pasando por alto ala agencia de alquiler. Y si es verdad que estos coches se venden con la garantía de haber pasado por una revisión mecánica, es la misma agencia la que la lleva a cabo y muchas son de dudosa palabra. En fin, quizá lo único que nos protege de este riesgo es la garantía de un año con la que suelen venir estos coches.

No obstante, aunque estos coches tienen sus riesgos, hay que comparar con la facilidad de pago y los precios accesibles que se ofrecen y que nos permiten comenzar a andar sobre ruedas si no tenemos los medios para la compra de un coche propio.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Descubre la riqueza de Valencia

La Comunidad Valenciana, situada en la costa este de España, se destaca no solo por su rica historia y su