Cómo debe ser una sonrisa perfecta según los expertos

Sabemos que la belleza es un concepto completamente subjetivo que varía según los ojos que la vean y, asimismo, somos conscientes de que la perfección absoluta no existe.

Sin embargo, especialistas en distintas ramas medicinales afines con la estética como la odontología, han propuesto diferentes formas para trabajar en pro de la obtención de resultados lo más cercanos posible a la perfección, por lo menos en cuanto a la sonrisa tiene que ver.

Sigue leyendo y entérate cuál es la definición de “sonrisa perfecta” según los expertos, cortesía del Consejo Nacional de Odontólogos.

¿Cuáles son las características de una sonrisa perfecta?

Cuando hablamos de una sonrisa completamente estética, lo primero que nos llega a la mente es un conjunto de dientes relucientes enmarcados por uno labios simétricos. No obstante, hay que tener claro que una sonrisa perfecta involucra un conjunto de elementos tan importantes como la simetría y la blancura, como, por ejemplo:

  • Alineación

La sonrisa debe tener una alineación exacta entre la arcada superior y la inferior, así como entre los dientes de una misma arcada, especialmente entre los incisivos superiores e inferiores.

  • Forma y tamaño de los dientes

En la ecuación de la sonrisa perfecta, la forma y el tamaño de nuestros dientes son factores importantísimos. Por ejemplo, el Dr. Vicente Faus Matoses, Presidente de la Sociedad Española de Odontología Conservadora y Estética, recomienda tratamientos respetuosos con nuestros dientes mediante carillas ultrafinas tipo lente de contacto, es decir, que no necesiten rebajar el diente para su colocación

Además, debes haber proporción de dimensiones entre las piezas dentales, su entorno y los demás elementos de la estructura maxilofacial. Deben existir espacios triangulares en el borde incisal entre dientes, conocido como troneras; y un excelente margen gingival.

  • El marco de la boca

Unos labios bonitos son el mejor aliado de una sonrisa de diez. La sonrisa debe estar contorneada por labios simétricos que cuenten con un grosor adecuado, además de un color natural y una forma agradable.

En caso contrario, los expertos recomiendan que «a veces nos encontramos con la necesidad de reducir la movilidad de los labios para evitar mostrar excesiva cantidad de encía, algo que desarmoniza la sensación de sonrisa perfecta. Para ello podemos aplicar técnicas muy poco invasivas como la reposición labial».

  • Dientes Superiores

Cuando se sonríe, los dientes superiores deben tener todo el protagonismo de una sonrisa bonita; mientras que los dientes inferiores deben verse de forma muy leve, o incluso no verse en absoluto.

Así, en caso de necesitar realizar algún tratamiento lo primero que deberías tener en cuenta sería mejorar la imagen de estos dientes.

  • Las encías

Aunque habitualmente no les damos la importancia que merecen, la verdad es que unas encías inflamadas pueden arruinar la mejor de las sonrisas.

Las encías deben estar completamente saludables, sin presencia de manchas, inflamación, heridas, sangrado o alteraciones en su tonalidad natural. Por el contrario, unas encías sanas son de color rosado y tienen la importante tarea de proteger nuestros dientes de las infecciones, por eso debemos cuidarlas y vigilarlas de cerca.

Por ejemplo, si están inflamadas o sangran en el cepillado debemos acudir a un especialista: «Unas encías en mal estado pueden provocar no sólo la pérdida de piezas dentales sino también la reducción de la masa ósea en la que se sustenta la raíz del diente. Esto no significa que no podamos recuperar la sonrisa del paciente, ya que en estos casos podemos emplear técnicas de regeneración de tejido óseo o tejido gingival, que nos permita mantener el diente o instalar injertos de hueso sobre los que posteriormente colocaremos el implante»

  • Simetría

Uno los aspectos clave cuando hablamos de perfección es la simetría. La sonrisa perfecta es simétrica en todos sus aspectos: encías y dientes con color, medidas y forma similares a ambos lados. Además, los dientes deben estar todos juntos, sin separaciones o espacios muy acusados entre dos dientes, lo que se conoce como diastema.

Un diente del lado derecho de su sonrisa debe verse igual que su homónimo del lado izquierdo. Por ejemplo, el colmillo derecho debe verse igual que el colmillo izquierdo. Asimismo, al sonreír, lo ideal es que solo se muestren los dientes superiores frontales hasta el colmillo o el primer premolar. Por eso, en tu objetivo de perfeccionarla deberías priorizar estos dientes.

  • El color de una sonrisa perfecta

Finalmente, quedaría la cuestión del color. Esta sonrisa de diez debe tener un saludable color blanco que, según los expertos, debe coincidir con el color de la esclerótica ocular de la persona.

Para esto, hay sistemas de blanqueamiento dental eficaces, como el que se realiza con peróxido de hidrógeno fotoactivado con luz fría. En una única sesión se pueden ganar entre 4 y 10 tonos hacia el blanco. Pero no deja de ser un procedimiento que puede erosionar el esmalte dental y, además, no siempre se consigue el blanco perfecto. Para lograrlo, nuevamente las carillas laminadas ofrecen la solución.

Tratamientos para conseguir la sonrisa perfecta

Sucede que son pocas las personas que cuentan con una sonrisa perfecta de forma natural. Por lo general, la mayoría de las personas deben ayudarse de tratamientos de estética dental que corrijan sus imperfecciones.

Por ejemplo, lo primero es obtener la posición correcta de los dientes, es decir, que todos estén en la misma línea, sin apiñamientos, ni escalones, ni inclinaciones, de modo que no haya maloclusiones de ningún tipo, siendo la ortodoncia el mejor medio para lograr este objetivo.

Así, aunque muchas veces puede parecernos un tratamiento muy engorroso o costos, se recomienda no evitarlo, ya que garantiza una buena salud dental en el futuro, en especial cuando se mantiene una excelente higiene oral y se cumple con las preceptivas revisiones en el odontólogo.

Pero, eso no es todo, existen especialidades como:

  • Ortodoncia

La ortodoncia es uno de los tratamientos de estética dental más populares, y se especializa en el estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de aquellas anomalías que desmejoran el entorno dentomaxilofacial causando, entre otras consecuencias, la maloclusión. Además que también previene la acumulación de placa bacteriana entre dientes, la aparición de caries, halitosis, dolores de cuello y de cabeza, entre otros.

Esta especialidad es conocida por el uso de diferentes aparatos diseñados para ejercer variadas fuerzas con el fin de acomodar las piezas dentales, así como corregir afecciones congénitas o adquiridas a nivel muscular y óseo.

Es la parte más larga del proceso, y muchas veces requiere el uso de los aparatos de ortodoncia que tanto afean la sonrisa. Sin embargo, hay que pensar que esto también este tiene solución, ya que se pueden utilizar brackets transparentes o una ortodoncia como la Invasilign, que además de ser prácticamente invisible, se puede quitar en los momentos en que debe lucirse sonrisa.

Finalmente, cabe acotar que el tratamiento de ortodoncia puede durar dos años o más, pero garantiza una alineación perfecta de los dientes.

  • Blanqueamiento dental

Como su nombre lo indica, el blanqueamiento dental se encarga de eliminar el oscurecimiento dental, así como la aparición de manchas.

Este se lleva a cabo a partir de la aplicación de geles especiales, cuyas propiedades se activan mediante su exposición a luz fría (LED o láser), permitiendo el acceso de partículas de oxígeno al diente y eliminando cualquier imperfección cromática en la superficie dental.

  • Contorneado dental

Por medio de esta técnica y con la ayuda de tornos especializados, el dentista pule la superficie de dientes imperfectos cuyas dimensiones pueden perjudicar una alineación perfecta. De igual modo, también es posible recontornear las encías, devolviéndoles su forma arqueada original.

  • Carillas para una sonrisa perfecta

Si  no hay defectos oclusivos importantes y no es necesario realizar una ortodoncia, el camino es más corto, ya que se pueden blanquear y corregir algunas cosas como por ejemplo, una separación excesiva de los dos incisivos centrales superiores, todo esto simplemente utilizando carillas laminadas. De este modo se podrá obtener rápidamente unos dientes de aspecto uniforme, blancos y del tamaño de la corona adecuado.

  • Alargamiento coronario

Sucede que no en todos los casos es posible arreglarlo todo con la magia de la ortodoncia ni con el uso de las carillas, sin embargo, esto no es siempre posible. A veces los dientes parecen demasiado cortos o la línea de la encía es irregular, de modo que parece que unos son más cortos o más largos que otros.

En estos casos se debe recurrir a un procedimiento denominado alargamiento coronario, una intervención en la que se remodelan las encías para que la corona del diente tenga la altura correcta.

Por último, debes tener muy en claro que aunque el odontólogo puede proporcionarte una sonrisa perfecta, luego es tu trabajo mantenerla. Ello implica mantener una higiene oral exquisita, utilizando el hilo dental e incluso el agua a presión de un irrigador bucal. Además, también hay que someterse a las limpiezas odontológicas al menos una vez al año y el curetaje cuando sea necesario. Y muy importante: no fumar, no abusar de alimentos que manchan los dientes, como por ejemplo, el café o el té.

 

Vestidos de cóctel: ¿Cómo elegir el indicado?

El abanico de posibilidades para que una mujer se vista es inmenso, y precisamente por esa razón es que pueden cometerse errores a la hora de elegir la prenda correcta según la ocasión. Partiendo de allí, por lo general los vestidos se dividen en varias categorías dependiendo del código de vestimenta.

Conocer las diferencias y entender cual es el que corresponde según la ocasión puede ser un poco confuso si no tenemos muy claras las definiciones protocolares en relación a vestuario. Sin embargo, tomando en cuenta un par de cosas, podremos identificar las características de cada uno y elegir el vestido más adecuado para un evento en concreto, y para eso debemos entender los códigos de vestimenta, de los que hablaremos con mayor profundidad a continuación.

Códigos de vestimenta

 

Uno de los grandes problemas en este particular es que los códigos de vestimenta -como mencionamos antes- pueden ser confusos porque los separa una delgada línea. No conocerlos bien puede significar cometer un error que puede hacernos sentir fuera de lugar en un evento o celebración, por ello, es necesario que el primer punto que tratemos, sea entender las particularidades de cada uno de ellos:

  • Etiqueta rigurosa

Este es el más formal de todos, por lo general los eventos que tienen este tipo de código de vestimenta son bodas, graduaciones, premiaciones y eventos sociales de gran solemnidad como cenas de estado. En el caso de las mujeres, los vestidos largos deben ser preferiblemente unicolor con accesorios brillantes, los guantes hasta el codo son ideales y deben usarse con zapatos de tacón alto. Para los hombres el frac es el traje ideal; puede completarse con algún accesorio como un sombrero de copa, y en lo que se refiere al calzado lo más recomendable es que sean de charol.

  • Etiqueta (black tie)

Este código de vestimenta puede presentarse en eventos de noche, pero también en la tarde o mediodía como bodas, 15 años y graduaciones. Para las mujeres lo ideal sigue siendo un vestido largo, aunque hay más libertad en lo que se refiere a colores y estampados (ligeros); mientras que, en relación al calzado, se mantiene el tacón alto. Los hombres idealmente deben llevar smoking y se mantiene el calzado de la etiqueta rigurosa.

  • Semi formal

Cuando se trata de este tipo de código de vestimenta mantenemos la premisa de que pueden darse de día o de noche, y según el horario de la celebración sería la elección de los colores para las piezas, oscuros para la noche y claros para el día.

En el caso de las mujeres se pueden usar piezas como un vestido sencillo, una falda o un pantalón, en combinación con blusas, con o sin saco. Mientras que los hombres deben usar camisa de vestir y pantalones, oscuros o claros según la hora del día, con corbata y chaqueta, evitando el negro.

  • Business

Es el estilo para llevar al trabajo y se divide en dos, la formal que puede tratarse de reuniones importantes, cenas o presentaciones de proyectos, siendo lo ideal para estos casos los trajes de sastre; y el casual, más cómodo y relajado, pero sin perder la buena presencia.

Evidentemente el código de vestimenta está sujeto al tipo de trabajo que se tenga y a los espacios donde se haga vida, pues no es lo mismo trabajar en una oficina a tiempo completo a realizar trabajos en exteriores.

  • Casual

Este código es relajado, ya que permite todo tipo de prendas que aportan comodidad y que permiten el juego de piezas, texturas, calzado y accesorio. La libertad a la hora de elegir las combinaciones es ideal para que se pueda demostrar el estilo que caracteriza a quien lo lleva. Este es el que por lo general se utiliza más constantemente para salir a tomar algo con amigos, una cita, asistir a obras de teatro, o reuniones informales.

  • Cóctel

Este código de vestimenta es el más popular entre los eventos corporativos y sociales. Se trata en resumen de un punto medio entre lo formal y lo casual, lo cual permite una cierta libertad al vestir; sin embargo, hay consejos y detalles que no podemos dejar pasar.

El vestir de cóctel es una oportunidad para vestirse de una manera relajada pero súper lujosa, lo que significa piezas hermosas y divertidas que muestran el estilo de quien las lleva. El problema es que esa delgada línea entre lo formal y lo casual puede ser complicada de entender, por lo que nos enfocaremos en explicar cómo elegir los vestidos de cóctel y cuales son los detalles que deben tomarse en cuenta.

¿Cómo elegir un vestido de cóctel?

Como mencionamos antes, este código de vestimenta es el más complejo porque se trata de estar en el medio entre lo casual y lo formal, pero hay ciertas cosas que son importantes conocer para poder elegir el indicado según el tipo de evento al que se va a asistir.

Según la especialista Joana Diestre, para elegir un vestido de cóctel, debemos tomar en cuenta que estos suelen tener pedrería, bordados o algún tipo de detalle especial; además de un escote moderado, ya sea en la espalda o en el busto para que se vea más elegante sin lucir demasiado exagerado. Un vestido de cóctel normalmente es corto a la rodilla o debajo de la misma, y suele ser lo suficientemente versátil para pasar de un vestido de día a uno de noche y que se vea igual de apropiado.

Otra cosa que debemos tomar en cuenta a la hora de elegir un modelo de vestido cóctel es pensar en aquellas partes del cuerpo que se quieran resaltar y en las que, por el contrario, se quieran disimular. Al tener esto claro se podrán decantar por escotes más o menos pronunciados, vestidos entallados, holgados, con vuelo, entre otros detalles.

En relación al tipo de tela, es importante elegir el tejido del vestido pensando en función de las estaciones en las que se planea utilizarlos, pues esto afectará la comodidad a la hora de llevarlo. Por lo que se recomienda para eventos que tengan lugar en verano, tejidos como el satén, lino o algodón, mientras que en invierno una buena opción son la lana o los tejidos brocados.

También es muy importante respetar el gusto y preferencias personales a la hora de elegir un vestido de cóctel, dejar de lado la personalidad no es lo ideal, pues lo principal es la comodidad y el sentirse segura en el momento en el que se use. Hay vestidos de tirantes, sin mangas, de palabra de honor, de manga larga o francesa, son muchas las opciones que existen en el mercado, por lo que elegir el que se adapte mejor al estilo que represente mejor a quien lo va a llevar es la mejor apuesta.

Un aspecto importante a tomar en cuenta es que la moda es cambiante y siempre hay nuevas tendencias, por lo que investigar un poco antes de tomar una decisión definitiva puede ayudar a que la elección sea una más acertada si nos interesa estar siempre a la vanguardia. Teniendo esto en mente, hay un vestido de cóctel que no pasa de moda y es el Little Black Dress, este siempre es una opción segura y hay muchísimas variaciones, por lo que todas las mujeres deberían tener uno.

Tips para llevar un vestido de cóctel correctamente

Si se quiere lucir un vestido de cóctel de la mejor manera, seguir estos consejos puede ayudar a resaltarlo y a que las miradas estén puestas en quien lo lleva por las razones correctas:

  • En relación al calzado, lo ideal son tacones medios o altos.
  • Idealmente se utilizan con carteras o bolsos de fiesta pequeños. Estos bolsos pequeños se pueden llevar en el brazo sin ninguna complicación y aunque su espacio es reducido, sirve para tener a la mano lo verdaderamente importante: documentación, móvil y un par de elementos para retocar el maquillaje.
  • Los vestidos de cóctel pueden combinarse con tocados y guantes largos, aunque por lo general estos accesorios ya no se usan. Sin embargo, pueden ser elementos que dan un toque interesante y atractivo al look. Por supuesto, esto dependerá del tipo de evento al que se llevará.
  • Los complementos de joyería o bisutería dependen de la ocasión. Por lo general se recomienda usar accesorios discretos para la noche y un poco más atractivos y arriesgados durante el día. El tamaño, de los mismos depende de los gustos personales de cada quien, lo importante es que la elección sea una que no opaque al vestido, sino que lo ayude a que sea más interesante .
  • La comodidad es fundamental. Entendiendo que este es un vestido que puede pasar del día a la noche y que su uso puede darse para diferentes tipos de eventos, es necesario que quien lo utilice se sienta bien en él, no solamente a nivel estético, sino que también se sienta segura y confiada vistiéndolo.

Los vestidos de cóctel son un elemento que debe estar en el armario de todas las mujeres, pues siempre habrá una oportunidad de usarlo y si se es lo suficientemente inteligente y arriesgada, se le puede dar una vida completamente diferente según el tipo de accesorios, calzados y complementos con el que decida combinarse.