La medicina estética gana puntos entre españoles y españolas en los últimos años

Nos puede gustar más o menos, pero hay algo que no podemos negar y es que ahora ya no solo tenemos que ser guapos o guapas, sino que además hay que parecerlo. La imagen física de cada cual tiene ahora mayor importancia que en cualquier otro momento de la Historia. Y buena parte de la culpa es de todas esas fotos que compartimos en Facebook o Instagram. Han sido redes sociales como esas las que nos han hecho depender, en mayor medida, de la configuración de nuestro cuerpo y la de nuestra cara.

Esto no debería ser ningún problema para nadie. Al igual que eso ha ganado en importancia en los últimos años, también lo han hecho muchas técnicas para corregir alguno de los problemas que nos puedan afectar a este respecto. ¿Que tenemos una cicatriz que no nos gusta nada? Habrá medios y técnicas para ocultarla. ¿Que tenemos ojeras? Pues ahora hay medios a través de los cuales eliminarlas. La tecnología no ha avanzado únicamente en lo que a redes sociales se refiere, sino también en lo que guarda relación con la maquinaria usada para corregir algunos aspectos de nuestro cuerpo con los que no estemos nada cómodos.

Es de este modo como la medicina estética ha ido ganando terreno en España y en el resto del mundo en los últimos años. De hecho, y según apunta una noticia publicada en la página web del diario Heraldo, el 36% de la población recurre a la medicina estética en nuestro país, un 40% si analizamos solo los casos que lo hacen después de los 26 años de edad. La verdad es que son cifras que revelan que estamos ante un tipo de medicina que no solo va ganando terreno, sino que ya es una absoluta realidad.

Estamos hablando de un conjunto de técnicas que, además, están permitiendo que mucha gente encuentre trabajo y pueda dedicarse profesionalmente a ayudar a la gente a encontrarse mucho más cómoda con su propio cuerpo. Es por esto por lo que la medicina estética ya ha dado trabajo a más de 100.000 personas en España, un dato que ha sido corroborado por la noticia que os hemos enlazado y que es propiedad de la web del diario La Vanguardia. Lo cierto es que es interesante comprobar cómo ha crecido este sector de un tiempo a esta parte. Es digno de estudio.

Independientemente de cuáles sean las exigencias de la sociedad en cada momento, está claro que se debe habilitar un medio a través del cual la gente tenga opciones de sentirse cómoda con su propio cuerpo y que, a tal efecto, pueda efectuar sobre él todos los cambios que estime oportunos. En ese contexto, cobra sentido un conjunto de técnicas como la de la medicina estética, que ya es una opción que buena parte de los españoles y españolas valora. Desde Medicina Estética Rosa Bonal así nos lo han indicado, asegurándonos además que la gente tiene menos tabúes y vergüenzas al respecto de este tema.

La primavera, la estación preferida del año para apostar por la medicina estética

Los profesionales de la clínica que os comentábamos arriba nos informaban de que, además, es durante la primavera cuando más personas suelen desear someterse a alguna de las técnicas propias de la medicina estética. Es algo que no nos debe sorprender en absoluto: es en verano cuando queremos estar más bellos y bellas y, a medida que se va acercando el calor, más urgencias nos entran para tratar de conseguir nuestro objetivo. Lleva siendo así durante mucho tiempo, eso desde luego.

Técnicas para todo tipo de personas

Si alguien tiene la intención de asegurar que este tipo de técnicas suelen ser más demandadas por mujeres que por hombres, quizá debería echar un vistazo a la tendencia de los últimos años, porque lo cierto es que está más igualada de lo que puede parecer en un principio. Y es que son cada vez más los hombres que están poniéndose en manos de un profesional especialista en este asunto para corregir esas imperfecciones que le causas tantas inseguridades consigo mismo. Da igual si eres hombre o mujer: la medicina estética te va a reportar los mismos beneficios.

Estamos en un mundo en el que es importante encontrarse a gusto con lo que uno o una es. Es algo que puede ayudarnos no solo a ser más felices, sino a encontrar un trabajo o a encontrarnos mejor dentro de él. No hay duda de que no es plato de buen gusto para nadie no sentirse bien con su propio cuerpo, mirarse en el espejo y descubrir todas esas cosas que nos hacer sentir vergüenza de nosotros o nosotras mismas. Pero ya no hay necesidad de tener que pasar por eso.

¿Por qué sigue ganando enteros la pizarra como material de construcción?

Cuando buscamos soluciones para nuestro hogar, el objetivo siempre suele ser el mismo: el de conseguir una vivienda que sea acogedora y que cumpla con todos los requisitos para que la vida en su interior sea cómoda. Desde luego, es evidente que son muchos los factores que tienen algo que ver con este asunto… y uno de ellos es el conjunto de materiales con los que se construye nuestra vivienda. Esos materiales son claves a la hora de garantizar esa comodidad de la que hablamos y que tan importante es para conquistar nuestra felicidad.

En los últimos años, se está poniendo de moda un material que destaca por su dureza y su fiabilidad. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de la pizarra. Se trata de un material que ha sido muy común tradicionalmente en otros países como Francia o el Reino Unido, pero que goza de una popularidad cada vez más grande en el interior de nuestras fronteras hasta tal punto que hay zonas de España que son consideradas como «pueblos negros» en referencia a la enorme cantidad de casas de pizarra que albergan dentro de sus límites. Y son pueblos de un enorme interés turístico, por cierto.

La pizarra es un material realmente común para exteriores por su gran resistencia, lo que la convierte en idónea para un lugar como el tejado de nuestra vivienda. Una noticia publicada en la web Fundación Urjc informaba de que la pizarra es uno de los cinco materiales más usados para los tejados, acompañada de los siguientes:

  • Tejas: pueden ser de cerámica, arcilla, madera y metal.
  • Madera: Es un buen aislante del calor o el frío y no sufre oxidación.
  • Sintéticos: Requieren poco mantenimiento y con un acabado similar al de las tejas.
  • Metal: Puede durar muchísimo tiempo y permite reducir el coste de enfriar la vivienda en un 10%.

Según el portal web Facilísimo, un material como la pizarra es apto para todos los rincones de un hogar. Aunque es cierto que se ha estilado sobre todo disponer de ella en exteriores a causa de su ya mencionada resistencia, la pizarra ya se empieza a usar de un modo bastante habitual a la hora de adecentar superficies, puesto que evita la aparición de grietas y, en general, es sinónimo de una mayor solidez. Este es el motivo por el que mucha gente también usa la pizarra como material de confianza para los suelos de su hogar.

¿Por qué la pizarra está destinada a ser el material de construcción preferido por los españoles en el futuro? Las respuestas son simples pero contundentes, y para su resolución hemos contado con la experiencia de los profesionales de Ardoises D’Espagne. Según ellos, uno de ellos es que se trata del material más resistente para cualquier obra de reforma o construcción. Por otro lado, y no menos importante, se encuentra el hecho de que nuestro país se ha convertido una potencia tremenda en materia de pizarra, gozando de una de las mayores reservas de todo el mundo.

El Reino Unido, una potencia que ha agotado sus reservas

Durante bastantes siglos, el Reino Unido ha sido la nación que ha llevado la voz cantante, en el mundo, en lo que a producción de pizarra se refiere. Hay una gran cantidad de casas en este país que gozan de este material, pero no cabe la menor duda de que eso ya ha terminado y que, con el declive de los británicos, España ha empezado a subir posiciones en el ranking mundial. Ahora es nuestro turno y por eso debemos poner en valor la tremenda importancia de la pizarra como material de construcción.

Es una gran suerte poder disponer de un material como este en gran cantidades en España. Además de la enorme capacidad para exportar este producto a otras zonas del mundo, la industria de la producción de pizarra nos proporciona beneficios desde el punto de vista de la generación de empleo. Y es que son muchas las personas que tienen algo que ver, desde el punto de vista profesional, con este campo. Desde luego, la pizarra solo le ha traído buenas noticias a nuestro país hasta ahora.

Las reservas de pizarra en España siguen siendo de lo más interesantes, por lo que el sector del que venimos hablando tiene, todavía, un amplio margen de mejora. Hay que sacar provecho de ello puesto que en el resto de Europa y en otras zonas del mundo son perfectamente conscientes de la importancia que tiene este material para intentar dotar de la máxima seguridad a los edificios que se levantan en nuestros pueblos y ciudades. Y eso, sin duda, es lo más importante para los seres humanos que pueblan estos lugares.

 

Disfrazarse es una buena manera de dotar a tu vida de algo de alegría si la necesitas

Una de las cosas que más y mejor nos define a los españoles y las españolas es la alegría con la que sobrellevamos la vida. Nos gusta mucho reír, hacer chistes y, en general, tomarnos la vida un poco a guasa. Es algo que es sano desde el punto de vista mental y que contribuye de una manera notable a hacer de nuestra vida algo mucho mejor. En España nos tomamos la vida de otra manera y eso hace posible que seamos capaces de ser más felices que en otros muchos lugares en los que, incluso, el nivel de renta es mayor.

Uno de los síntomas que refleja la alegría que se vive en España es cómo disfrutamos de nuestras fiestas. Lo hacemos de un modo extraordinario, siempre con mucho ruido y con una gran satisfacción. Además, lo solemos hacer disfrazándonos. Y ya no solo en las fiestas en las que el disfraz es el elemento principal, como lo son Halloween y Carnaval, sino en otro tipo de celebraciones que nada tienen que ver con las dos que hemos mencionado y en las que ya viene siendo tradicional vestirse de algún personaje para hacer de la celebración algo inolvidable.

Son cada vez más las personas de nuestro país encuentran la alegría y la felicidad en el simple hecho de disfrazarse para celebrar cualquier cosa. En nuestra opinión, esta es la mejor manera de disfrutar de la vida y aprovechar esos momentos de ocio que luego siempre echamos de menos cuando toca trabajar. Los profesionales de La Casa de los Disfraces nos han indicado que hay muchas personas que han encontrado en esta actividad una alegría que creían perdida, así que si os encontráis en esa situación, ya tenéis una respuesta para tratar de darle la vuelta a la tortilla.

En muchas ocasiones, disfrazarnos nos ayuda a recuperar esa alegría por el simple motivo de que estamos disfrutando de la vida junto a nuestra familia, amigos o hasta compañeros de trabajo. Es decir, estamos disfrutando de la vida con la gente que nos conoce, pero en un entorno bastante diferente al que estamos acostumbrados. Y es que hacer algo diferente de vez en cuando con nuestra gente ayuda a potenciar la diversión que tanta falta nos hace de cara a tener motivos para esbozar una sonrisa. Sin lugar a dudas, una noche de diversión y disfraces ha servido a más de uno para aumentar su moral.

Halloween ya es la fiesta del disfraz por excelencia en España 

Antes os contábamos que los españoles no solo nos disfrazamos por Halloween o Carnaval. Y es completamente cierto. Pero también es verdad que la primera de esas festividades, la que se celebra la noche del 31 de octubre, es la que más ha crecido en España en los últimos años. En concreto, es más de un millón de españoles los que se disfrazan cada año por esta fiesta. Estamos hablando, por ende, de una fiesta que dispone de una popularidad tremenda en el interior de nuestras fronteras.

Un texto publicado por el Centro de Idiomas Universitas Miguel Hernández intentaba descifrar por qué ha aumentado tanto la presencia de una festividad como Halloween en el interior de nuestras fronteras durante los últimos años. La respuesta que nos ha sido ofrecida en dicho texto tiene mucho que ver con el mundo del marketing y la publicidad, especialmente la que hacen las televisiones y los grandes centros comerciales, influenciados muchas veces por marcas procedentes de un país como Estados Unidos. Desde luego, es evidente que esas marcas norteamericanas han tenido mucho que ver en el desarrollo de Halloween no solo en España, sino en toda Europa.

Pero lo que de verdad importa es que, gracias al desembarco tan grande de una fiesta como Halloween en nuestro país, hemos encontrado un medio más para ser felices, sobre todo en una época, el otoño, que la mayoría de españoles y españolas no suele llevar bien a causa de la disminución de las horas de luz al día y la llegada de los primeros fríos y borrascas del curso. Este tipo de cosas, que se contraponen a nuestro carácter mediterráneo, son combatidas por una fiesta que es simplemente una excusa más para disfrutar de toda la gente a la que queremos en un ambiente distendido.

Por todos los motivos que os hemos ido desgranando a lo largo de este artículo, parece lógico pensar que Halloween va a seguir siendo una fiesta esencial para los españoles y las españolas durante los próximos años. No es para menos. Hay que disfrutar de la vida siempre que tengamos la más mínima posibilidad de ello. A fin de cuentas, no hemos venido a este mundo a sufrir. No cabe perder de vista que la vida es algo fugaz y que, antes de que nos demos cuenta, tendremos limitado por muchos motivos el disfrute de este tipo de acontecimientos.

 

Respuestas para la protección ante la pandemia: el uso del gel hidroalcohólico es elemental para prevenir contagios

Con la llegada del coronavirus, es evidente que se han multiplicado las preguntas que se han hecho las personas acerca de un aspecto tan básico como la higiene. Resulta que la higiene es fundamental a la hora de prevenir todo lo que tiene que ver con el contagio por la pandemia, así que nos parece lógico que muchas personas hayan querido saber cuál es la mejor manera de prevenir cualquier tipo de problema con el coronavirus usando, para ello, la higiene. Han sido muchas las informaciones que han surgido y pocas las certezas, así que las preguntas se han multiplicado.

Han sido más de 3 millones las muertes que se han producido por la pandemia hasta este mes de abril. Y es evidente que la falta de higiene en muchos lugares ha provocado verdaderas tragedias. Hay gente que se pregunta por qué en lugares como Brasil o la India han sido tantos los casos y tantas las muertes. El motivo es que, entre la comunidad más pobre de ambos países, no ha habido posibilidad de hacer efectivas medidas como el distanciamiento social y el uso de geles hidroalcohólicos. Y claro, los resultados han sido devastadores.

Una noticia publicada en el diario La Vanguardia y que hablaba de cómo podíamos evitar el contagio por coronavirus ya dejaba entrever lo que se avecinaba en España de cara a las semanas siguientes. Y es que no era para menos. En dicha noticia, se hacía referencia a las diferentes medidas de prevención que podrían obtenerse para luchar contra el coronavirus y ya se hablaba de una buena higiene de manos. Y no solo bastaba con agua y jabón, sino que era importante usar geles con solución alcohólica para hacer frente a la que se nos venía encima y que ya estábamos empezando a ver.

Otra noticia, esta vez de Redacción Médica, hablaba de cómo usar el gel hidroalcohólico para protegernos siguiendo todos estos pasos:

  • Aplicar en la palma de la mano la cantidad de gel suficiente para que llegue a todos los lugares de la mano.
  • Frotar las palmas entre sí para extenderlo.
  • Frotar una palma con el dorso de la contraria.
  • Frotar las palmas con los dedos entrelazados.
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano con el dorso de la otra, agarrándonos los dedos.
  • No hay que olvidarse de los pulgares ni de las puntas de los dedos.
  • Las manos solo son segura cuando ya se han secado.

Usar el gel hidroalcohólico se ha convertido en una de las grandes necesidades de la gente que conformamos la sociedad a día de hoy. El coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia tan grande que tiene la higiene personal en general y la higiene de manos en particular. Ante la avalancha de dudas que ha ocasionado, a lo largo de todos estos meses, la llegada de una enfermedad desconocida, las respuestas para la prevención de un posible contagio han girado en torno, entre otros asuntos, al uso del gel hidroalcohólico. Es lo que nos han transmitido los profesionales de Stocknet del Vallés.

Una medida que es complementaria

Hay que tener bien clara una de las cuestiones que está relacionada con todo lo que venimos comentando y es que todas y cada una de las medidas que están recomendando las autoridades sanitarias son complementarias unas con las otras. Es decir, que el uso del gel hidroalcohólico, de por sí, tiene capacidad de prevenir el contagio si, al mismo tiempo, usamos mascarilla y mantenemos las correctas distancias de seguridad. Todas las medidas dependen de las demás y solo de este modo tendremos oportunidad de escapar de la pandemia.

La vacuna, desde luego, nos está proporcionando una ayuda que es básica a la hora de que estén decayendo los contagios y las muertes. Ya estamos viendo que los indicadores de las residencias están siendo mejores y que existen motivos para sonreír. Ante esta tesitura, hay algo de lo que no nos podemos olvidar, y es que todavía no hemos ganado esta batalla. Estamos en el camino, eso sí, pero todavía nos queda camino por recorrer para dar por zanjada una situación que ya se está alargando demasiado para todo el mundo.

Es lógico que la gente exija respuestas a las preguntas que tienen que ver con la salud pública. Por suerte, en esta pandemia han ido surgiendo esas respuestas con el paso de los meses, si bien siguen quedando algunos interrogantes por resolver, más ligados a las vacunas que a las medidas de seguridad para prevenir contagios. Estamos en la recta final de esta pesadilla y debemos tener la paciencia y la sangre fría necesarias para sobrellevar lo poco que nos queda para terminar con esto. Después, podremos recuperar esa vida normal que nos ha sido arrebatada en los últimos meses.