Las lentillas de colores pueden reafirmar tu belleza, pero ten mucho cuidado con ellas

Muchos de nosotros queremos lucir siempre impolutos y es que en el mundo en el que vivimos es cada vez más importante que entremos por los ojos a los demás. Ya sea porque nos gusta ese chico o esa chica, ya sea porque se trata de una entrevista de trabajo o simplemente por sentirnos guapos o guapas, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones intentamos dar todo de nosotros mismos para sorprender. En este sentido, unas buenas tardes de compras suelen ayudarnos mucho para encontrar todo aquello que necesitamos para vestirnos, sin embargo, en otras ocasiones, los modelitos con los que contamos en nuestro fondo de armario son más que suficientes.

Sea cual sea la ocasión o si tenemos o no ropa, la realidad es que la vestimenta no lo es todo y siempre debemos de buscar un calzado que le vaya a juego. Además, un bonito peinado, unas joyas que le peguen a la vestimenta y un maquillaje óptimo son los complementos ideales para nuestro look. Pero, ¿qué os parecería si os invitáramos a cambiar vuestro color de ojos?

La realidad es que en la actualidad ya es posible cambiar el color de nuestros ojos, si bien no es un cambio como tal, sino que se trata de unas lentillas de colores que nos ayudan a tener los ojos en otra tonalidad. En este sentido, si tienes una fiesta próxima y quieres dar un toque diferente a tu look con unas lentillas de colores, ya sabes que es posible, no obstante, no es oro todo lo que reluce, por lo que antes de que te aventures te contamos qué debes hacer antes de comprarlas.

Lo primero que debes de hacer y bajo ningún concepto te recomendamos que te pases este punto por alto es acudir al oftalmólogo de confianza para que haga una revisión de tu vista, y pueda valorar primero si puedes usar lentillas de colores. En el supuesto de que no tengas ningún oculista de confianza, nosotros te recomendamos que recurras a las manos expertas de la doctora Cecilia Rodríguez de Estética Ocular, quien te puede ayudar y solventar dudas tan importantes sobre este tema como las siguientes:

  • ¿Qué lentillas debes usar?
  • ¿Dónde debes comprarlas?
  • ¿Cómo debes ponerlas y limpiarlas?
  • ¿Tienen tiempo límite de uso?

Y es que estas son solo algunas de las preguntas más importantes que nos debemos de hacer y que debe solucionar nuestro óptico de confianza y es ponernos lentillas de colores es algo que debemos de hacer siempre bajo prescripción médica. Si bien es cierto que es posible que, a día de hoy, todavía podamos encontrar en supermercados o salones de belleza lentillas de colores, pues al tratarse de lentes no correctivas, se tiende a pensar de manera errónea que no suponen ningún riesgo para la salud de nuestros ojos, pero no nos debemos de engañar, porque esto no es así.

Y es que, sin embargo, un uso libre y sin receta de productos que pretendemos colocar en una zona tan delicada como son nuestros ojos, puede provocarnos infecciones oculares como conjuntivitis, erosiones e irritación de la córnea, abscesos corneales y pérdida del ojo. Por tanto, siempre debemos comprarlo en una óptica especializada.

Recomendaciones de higiene para el uso de las lentillas

Además de contar siempre con la ayuda y supervisión del especialista óptico de confianza, lo cierto es que siempre debemos de seguir una serie de recomendaciones de higiene para el uso de lentillas que, entre otras, son:

  • Lava tus manos antes de tocar las lentillas de colores que vas a ponerte.
  • Utiliza el producto adecuado para limpiarlas, evita el agua del grifo, y nunca uses ningún otro producto desinfectante. Será el oftalmólogo quién te diga qué producto de limpieza de lentillas debes aplicar para su limpieza.
  • También el estuche donde guardas las lentillas debe estar limpio y en un ambiente seco, además, es recomendable que lo cambies según las especificaciones del fabricante. Idealmente deberían ser de un solo uso y tirarlas a la basura tras ponerlas una vez.
  • En principio, si puedes usar maquillaje cuando llevas lentillas, sin embargo, debes tener cuidado con el tipo de producto que usas. Si al aplicarlo te produce cualquier reacción como picores o irritación, debes retirarlo inmediatamente, si aún así, continúan las molestias, acude al oftalmólogo.
  • No debes dormir o hacer deportes acuáticos con lentillas, en especial si son deportes de cierto riesgo. De cualquier modo, debes seguir las indicaciones del tiempo de uso que te de el oftalmólogo, o que se indican en la caja de las lentillas de colores.

¿Qué es lo que no te puedes perder en Florencia?

A las personas que nos gusta viajar, conocer nuevos lugares y disfrutar de sus costumbres y gentes, sufrir de aerofobia o miedo a volar es un hándicap importantísimo. En mi último viaje, una amable azafata me vio tal cara de pánico que se ofreció a cambiar mi asiento de la cola del avión por otro de la zona de las alas, ya que es la zona del avión con mayor estabilidad, según me dijo, y es que los tripulantes de cabina de pasajeros son el alma mater del avión para los pasajeros. Su disponibilidad, amabilidad, servicio y tranquilidad entrenada y estudiada en centros especializados como la escuela universitaria Formatic Barcelona, se traduce en resultados y es que en este tipo de centros el futuro tripulante adquiere los conocimientos necesarios para su profesión de una manera sólida, con un profesorado altamente cualificado.

Y de esta forma llegué un poco más tranquila al destino deseado: Florencia, la ciudad del Renacimiento. Esta denominación se debe a que fue precisamente en esta ciudad donde en la segunda mitad del siglo XIV se originó este movimiento artístico impulsado por una de las familias más poderosas e influyentes de la época, los Medicis.

El centro histórico de Florencia fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983, y en ella destacan, entre otros, los siguientes monumentos que no puedes dejar de visitar:

  • Piazza del Duomo. Esta plaza representa el centro religioso y cultural de la ciudad, pues en ella se encuentran:

– La Basílica Catedral de Santa María del Fiore. Conocida popularmente como Duomo, impresiona su espectacular fachada en mármol blanco y verde. La catedral es una de las obras maestras del gótico italiano. Es una de las construcciones más grandes de la cristiandad, solamente superada en tamaño por la Basílica de San Pedro del Vaticano.  Su construcción se inicia en 1296 y se remata 170 años más tarde. Destacable es su impresionante cúpula de 114 metros de altura y 45,5 metros de diámetro, todo un reto para la época.

– El Campanile de Giotto. Situada frente a la catedral, es la torre del campanario de la misma. Su construcción datada entre 1298 y 1349 es de estilo gótico y dispuesta en una base cuadrangular de 14,45 metros y una altura de 84,70 metros.

– El Battisterio di San Giovanni. Situado frente a la catedral, el Battisterio está considerado como el edificio más antiguo de Florencia. Su forma es octagonal, destacando en él el mosaico bizantino de su cúpula y las tres puertas de bronce de acceso.

–  Ponte Vecchio. El ‘Puente Viejo’ es un puente medieval sobre el río Arno y también el puente de piedra más antiguo de Europa, uno de los pocos ‘puentes habitados’ que se conservan, actualmente ocupado por orfebres, joyeros y comerciantes de oro, si bien en sus inicios y hasta 1593 estuvo ocupado por carniceros y matarifes.

– Piazza della Signoria. Es el centro neurálgico de la ciudad. Su superficie en forma de “L” acoge varios monumentos significativos de la ciudad, como son:

– Palazzo Vecchio.  Su construcción entre 1299 y el 1314 semeja una estructura fortificada    medieval, de la que sobresale la Torre di Arnolfo de 95 metros de altura.

– Logia dei Lanzi. Construido entre 1379 y 1381, actualmente es un museo al aire libre. En sus soportales se encuentran diversas esculturas de la colección de los Médicis, como el ‘Rapto de las Sabinas’ o ‘Perseo con la cabeza de Medusa’.

– Tribunal de Mercancías. Construido en 1359, en lo alto de su fachada se pueden contemplar los escudos de los 21 gremios de la ciudad.

– Las estatuas. Capítulo aparte merecen las estaturas de esta plaza. Las más antiguas son el ‘Marzocco’ y la ‘Giuditta e Oloferne’, ambas de Donatello. El ‘David’ de Miguel Ángel, y ‘Hércules y Caco’.

– La Fuente de Neptuno. La primera fuente pública de Florencia (1563-1565).

– Los jardines de Boboli. Con una extensión de 45.000 metros cuadrados es el mayor espacio verde de la ciudad. Pertenecientes al Palazzo Pitti y ubicados en su parte posterior, los jardineros fueron abiertos al público en 1766. Grutas, fuentes, estatuas de mármol y un pequeño lago es lo que nos podemos encontrar.

La gastronomía de Florencia

La ciudad de Florencia está enclavada en la región de la Toscana por lo que su gastronomía viene dada por los tradicionales ingredientes de la zona: legumbres, champiñones, almendras, aceite de oliva, carne de caza… destacando platos como la ensalada de tomates con mozzarella, bistecca alla Fiorentina o postres como los cantucci, cenci, brigidini o el zuccotto.

El enoturismo y sus beneficios

El enoturismo, una manera de disfrutar del vino. Hay muchas actividades en el marco del ocio que se relacionan con las propiedades y beneficios que tiene el vino, tales como los famosos tratamientos de belleza, masajes, los viajes y las catas de vinos.

Hay muchas bodegas que han apostado por organizar una serie de experiencias diferentes en las instalaciones para poder saber más sobre cómo se elabora y comercializa el vino, además de poder disfrutar de todo el atractivo que puede tener una cata donde estén presentes los distintos vinos. Para ello hay que salir de nuestros hogares y de la luz que nos proporciona la naturaleza.

El enoturismo y sus beneficios para la salud

Existe un volumen de negocio que se asocia al enoturismo que da grandes beneficios a la bodega y demás sectores en la zona.

En nuestro país, hay, según la Asociación Española de Ciudades del Vino, más de una treintena de rutas del vino que se relacionan con otros elementos de gran importancia de historia, gastronomía, etc.

En nuestro país, existen rutas por toda nuestra geografía que refrendan la importancia del enoturismo a la hora de conocer aspectos que a veces no se conocen en el sector. Se puede descubrir lo que está detrás de una copa de vino.

Esto hay que tenerlo claro, pues existen muchas posibilidades en el mundo del vino que pueden tener un gran efecto a nivel empresarial.

Hay rutas de senderismo que se hacen entre viñedos, las rutas a caballo e incluso viajar en un globo son de esas propuestas la mar de interesante para una buena escapada enológica.

La programación de actividades que se realizan al aire libre es interesante para romper la monotonía, siendo beneficioso para nuestra propia salud en algunos aspectos como el desarrollo del conocimiento o la prevención de enfermedades de tipo respiratorio u ocular.

En esta sociedad que vivimos donde hay tantas pantallas, un estudio realizado por una Universidad China ha concluido que el aumento de número de horas en actividades realizadas al aire libre puede llegar a reducir la incidencia en cuanto a la miopía en edades tempranas.

En relación con los niños, los cuentacuentos son cada vez más utilizados a la hora de realizar las visitas a las bodegas, siendo una propuesta de lo más interesante para las familias que tienen niños.

Lo principal para que se haga un buen maridaje es que vaya a entrar la historia tanto por nuestros oídos como por la propia vista, mediante las imágenes que nos vamos a ir formando conforme se vaya produciendo el relato por parte de los narradores. El vino siempre es un buen complemento para relatar una historia buena y maridar el vino con los relatos de vinos hacen que podamos disfrutarlo por completo.

Los que deseen conocer otras ofertas de enoturismo deben saber que el brunch hace posible que se disfrute de un buen desayuno/almuerzo el cual intercale comida dulce y salada con otras clases de bebida, donde el vino puede estar en cualquiera de sus tipos.

La popularidad cada vez es mayor, puesto que los cócteles que tiene el vino como base como son las denominadas mimosas, las cuales mezclan zumo con vino de tipo espumoso. Las combinaciones que más se ven son el zumo de naranja, pero hay otras mezclas elaboradas con el zumo de fresa, melocotón o el tomate que se acompaña con un vino de los denominados espumosos.

Merece también hablar de que hay otras maneras de disfrutar el vino que se pueden encontrar en algunas bodegas y en centros de carácter estéticos que ofrecen tratamientos en el marco de las vinoterapias.

Los grandes beneficios de las prácticas vienen avaladas por una serie de estudios científicos de diversas universidades inglesas que dicen que con el vino se puede frenar el envejecimiento de la piel por las propiedades de tipo antioxidante de la uva, la cual va a mejorar la elasticidad y la flexibilidad de la propia piel.

Después de que se realice un tratamiento como el de la vinoterapia para la piel, se puede seguir con una copa de vino. Además hay muchos estudios de forma científica, que el vino da grandes beneficios para la salud, siempre que, como nos comentan desde los especialistas de bodegas bocopa, se consuma de forma moderada.

Cuando se consume de forma moderada el vino por adultos que estén sanos, debemos saber que todo ello estará en relación con la relajación de la presión arterial, además de que mejoran los niveles de colesterol bueno y la resistencia a la insulina.

7 tendencias en decoración de baños

Los baños son una de las estancias más olvidadas en cuanto a decoración, o al menos, se les da menos importancia de la que tienen. Pero en este artículo hemos reunido las últimas tendencias en decoración de baños que te pueden ser de ayuda si estás decorando tu aseo o estás pensando en reformar tu cuarto de baño.

Unas tendencias que como podrás ver a continuación hay para todos los gustos, por lo que seguro que alguna tendencia encaja con tus gustos o necesidades.

  • Acabados de cemento para las paredes

Una de las principales tendencias que se puede apreciar en decoración de baños son los acabados de cemento en las paredes. Este acabado es apto para las zonas húmedas de estas estancias y aporta un aspecto un tanto industrial, pero al mismo tiempo estético y relajante. Hay que indicar que se puede apostar por una pared con este acabado y combinar con otros elementos como azulejos o incluso madera, ya que como veremos más adelante es uno de los materiales que está cogiendo fuerza en estas estancias.

  • Cerámica tradicional

La cerámica tradicional lleva en tendencia bastante tiempo, pero este estilo continúa al alza. Y es que aporta originalidad, calidad y un toque único, ya que hay una amplia variedad de modelos y diseños entre los que elegir. “Las baldosas de cerámica tradicional se pueden encontrar en diferentes motivos como geométricos, pero los más demandados son los diseños inspirados en la naturaleza y los motivos celtas. También hay que destacar en cuanto a color los azules envejecidos”, explican desde Cerámica para arquitectura, tienda online de cerámica a medida.

Sobre esta tendencia hay que señalar que además de la estética que aporta se puede combinar a la perfección con diferentes materiales por lo que es muy versátil.

  • La madera vuelve a los a los baños

Ya os lo adelantábamos en la primera tendencia, pero la madera es un material que vuelve con fuerza a los baños y que debíamos destacar en este artículo. En estas estancias se está utilizando cada vez más como cobertura de paredes y suelos. Por supuesto, decimos que vuelve, aunque en los muebles este tipo de material nunca ha dejado de utilizarse.

  • Jugar con las texturas y materiales

Jugar con las texturas y los materiales es una apuesta segura en un baño, ya que no solo aporta originalidad o estética, sino que permite generar mayor amplitud. Esta tendencia también puede ser muy útil para todas aquellas personas indecisas que no se acaban de decantar por un tipo de material concreto, por lo que pueden optar por escoger los dos.

Existen muchas posibilidades para combinar diferentes texturas y materiales, pero el objetivo debe ser que la estética sea homogénea.

  • Estilo de baño relajante

Uno de los estilos que triunfa en cuartos de baños es el estilo relajante, que convierte la estancia en un auténtico spa y un lugar perfecto donde conseguir la calma. Esto se consigue a través de diferentes cuestiones como grandes bañeras, la combinación de materiales naturales y la apuesta por tonos claros y neutros. Aunque en los baños de este estilo no pueden faltar velas e incienso, ya que el ambiente de una habitación no solo se consigue gracias a la decoración, todo influye, como los aromas. También las plantas pueden aportar un toque de calma y naturalidad que ayude a potenciar el estilo.

  • Grifería empotrada para ganar espacio

Otra tendencia que parece que va a ser la revelación de esta temporada y que ha venido para quedarse es la grifería empotrada. Este tipo de grifos permiten ahorrar espacio en los muebles o la encimera, un espacio que puede ser útil para almacenar productos de aseo. Pero además aportan una estética diferente.

Sobre este tipo de grifos se pueden encontrar diseños en diferentes acabados, tamaños y estilos. Aunque si quieres apostar por este tipo de grifos deberías hacerlo cuando estés reformando el baño.

  • Arte dentro del baño

Y la última tendencia que puede que sea la más sorprendente es que el arte está empezando a tener su espacio dentro de los cuartos de baño. En las principales tiendas de decoración se está viendo esta tendencia en sus catálogos, pero también se puede apreciar en revistas especializadas. Sobre incluir arte dentro del baño hay muchas posibilidades, desde cuadros, óleos, murales o fotografías. También pequeñas esculturas y piezas decorativas como budas o figuras de diseño floral son otras de las apuestas perfectas para baños.

Cómo degustar un buen vino

¿Eres un amante del vino? ¿Te gusta degustar un buen caldo de vez en cuando? Si es así y no sabes cómo degustarlo de manera correcta o cómo debe realizarse una cata no te preocupes, porque te lo vamos a explicar al detalle en este artículo.

Lo primero que debes saber es que en la cata de un vino existen tres fases, la fase visual, la fase olfativa y la gustativa. Pero a continuación vamos a explicar cada una de estas tres fases.

  1. Fase visual

La primera fase es la visual, que como su propio nombre indica hay que fijarse en el aspecto del vino. Aunque por supuesto, primero hay que descorchar la botella. Para hacerlo deberás contar con un buen sacacorchos. “Existen diferentes tipos, desde el sacacorchos de láminas que asegura que no se rompa el corcho, los sacacorchos de dos tiempos, los sacacorchos de pared o algunos modelos más innovadores. Lo importante es que sea de calidad para evitar que el corcho se rompa”, explican desde Giona Company, empresa que se dedica al diseño y comercialización de productos para el sector hostelería y que entre su amplio catálogo cuenta con una amplia variedad de sacacorchos.

Pues bien, una vez que se ha descorchado la botella hay que servir un poco de vino. También es importante oler el propio corcho, ya que puede dar bastantes pistas sobre el caldo. Una vez que ya está el vino servido hay que coger la copa por la base o el tallo para evitar que se caliente el vino. Para poder ver todos los matices hay que inclinar la copa un poco.

Así, en la fase visual debes fijarte en el color del vino, ya que a través del tono se puede apreciar su edad. Normalmente, en los vinos tintos cuanto más claro y brillante es el caldo más joven, mientras que si es oscuro con un color tirando a granate se suele tratar de vinos envejecidos o crianzas.

Pero no solo te debes fijar en el color, también en la opacidad y la densidad. Cuando se puede ver a través del vino se suele decir que es de capa baja (más ligeros), mientras que si no se puede ver lo que hay tras el vino es de capa alta. También existe la capa media, que es cuando el vino es semitransparente, pero más opaco en el centro. Sobre la densidad, a mayor densidad mayor concentración de alcohol y por lo tanto, mayor graduación.

  1. Fase olfativa

La segunda fase es la olfativa, en la que hay que descubrir los aromas del vino. El primer paso en esta fase es oler el caldo sin agitarlo para poder captar los aromas primarios, es decir, aquellos olores propios de la uva. Existen un total de 4 grupos de aromas primarios, siendo: frutal, vegetal, floral y mineral.

Posteriormente, llega el momento de apreciar los aromas secundarios y terciarios. Para ello, los expertos recomiendan mover ligeramente el vino para que el caldo entre en contacto con el oxígeno y sean más fáciles de reconocer estos aromas. Cuando se habla de aromas secundarios se refiere a aquellos olores que provienen del proceso de fermentación y suelen variar en función de la temperatura o la levadura. Existen tres series de aromas secundarios: fermentación, lácticos y amílicos. Mientras que los aromas terciarios son los que dependen de la crianza como podría ser el aroma tipo cuero.

  1. Fase gustativa

Y la última fase es la gustativa, una fase en la que hay que diferenciar tres etapas: ataque, evolución y final de boca. Además de las etapas hay que valorar diferentes elementos como la intensidad, el cuerpo o la armonía.

Se llama ataque a las sensaciones que un vino deja durante los primeros segundos en boca. La etapa evolutiva se produce después, justo en la parte media de la lengua. Y después, ya se analizan los sabores tras el trago, lo que se denomina “final de boca”.

Estas son las diferentes etapas que se producen en la fase gustativa. Y en ellas hay que tener en cuenta la intensidad, el cuerpo, la armonía y la persistencia. La intensidad fundamentalmente es la fuerza de los sabores y puede ser muy intensa, moderada o poco intensa. También hay que tener en cuenta el cuerpo, que es la densidad y la consistencia en boca. Además, otro factor a valorar es la armonía, el equilibrio de todos los matices y sabores del vino. Y el último elemento que hay que tener en cuenta en la fase gustativa es la persistencia, es decir, cuánto duran los sabores del caldo si perduran en boca o se esfuman tras el trago.

Así es como se debe degustar un buen caldo tal y como se hace en las catas de vino. Por supuesto, para los principiantes puede ser algo complicado descubrir algunos aromas o matices, pero al igual que todo en esta vida se va aprendiendo poco a poco.

Y si te apasiona el mundo del vino te recomendamos acudir a una cata de vinos guiada por un profesional que te ayudará a conocer todos los aromas de los vinos, las diferencias en el paladar de unas variedades a otras, así como las armonías ideales en los caldos. No es complicado dar con una cata, normalmente las bodegas de vinos ofrecen catas guiadas por enólogos en sus instalaciones, que normalmente van acompañadas de una visita por las bodegas o los viñedos. Así no solo podrás aprender cómo degustar bien un buen vino, sino descubrir aspectos interesantes de su elaboración. Y no solo se celebran catas de vino en las bodegas, también suelen ser habituales en las vinotecas. En cualquier caso, si quieres mejorar en la degustación de vinos te aconsejamos acudir a una cata guiada por un profesional, pero para comenzar degustando vinos como amateur este artículo te puede venir de perlas para descubrir cómo se hace paso a paso y todos los aspectos que tienes que valorar en cada una de las tres fases.